Geografía de nuestros postres

Imagínese Chile. Visualice el largo mapa, piense en la diversidad geográfica. Todos sabemos que el  paisajes cambia, el clima es diverso y que hay variados ecosistemas. Somos un país extremista, claro; porque de un extremo a otro Chile, se pasa para la punta. Desde desierto y mucho sol, hasta frío y hielos. Pero ni tan pasados para la punta, porque los términos medios también existen, en el centro.

Para nadie es un misterio la riqueza geográfica y cultural desparramada de sur a norte y de costa a cordillera. Pero hay algo en lo que el consenso, nuestra historia culinaria se torna difusa en nuestra memoria.

Piense ahora ¿dónde hay sol todo el año?… en valles y costa que dan vida a la desafiante flora y fauna que crece prácticamente sin agua por el norte. A pesar de eso, la tierra es  generosa; con el trabajo y cuidado de su gente nos entrega su dulzura, la misma que permitió a sus primeros habitantes aprovecharla para transformarlas en sus alimentos.

Demos una mirada a lo que nos ofrece y pone a nuestro alcance el norte grande. Aromática dulzura, la misma que sus antiguos habitantes consumían tal cual, al natural. Solo recién después de la llegada del azúcar a estas tierras, se empezaron poco a poco a “preparar”; dando vida a “postres” elaborados.

¿De qué estamos hablando? De aromáticas y dulces frutas como tumbos, las guayabas (blancas y rosadas), plátanos enanos, pepinos dulces y de una fruta introducida  en la producción local. Hablo de los mangos venidos originalmente de la india. Actualmente considerado entre las “super frutas” por su alto contenido vitamínico. Famosa es la uva negra de Codpa, usada en la elaboración del vino artesanal de la zona; vino Pintatani.

Tumbo: La Planta es una enredadera, se encuentra principalmente en la zona precordillerana y el valle de Codpa. Llamada poro-p’osoqo (bolsa ácida) en quechua. Hay tumbos en Colombia, Ecuador, Bolivia, Perú y Chile.

Cuando vaya a la capitalina Vega Central busque un fruto alargado, amarillo verdoso de menos de 10 cmts. Al interior su pulpa es anaranjada con pequeñas pepas oscuras, sabor dulce/ácido; se come pelado y tiene aroma cítrico y una suave textura. Dicen ayuda a protegerse de resfríos. Se prepara en jugos, helados, mermelada y tragos.

Guayaba: Hay dos variedades, amarillas y verdes, tienen la piel delgada. Son de pulpa firme y cremosa -blanca o rosada-, con semillitas blancas y duras. Son aromáticas, las hay dulces o ácidas. Dicen que por su alto contenido de eugenol, es buena para dolor de muelas y estimulante linfático. Se come fresca, en pasteles, jugos, mermeladas para los dulces chilenos de la zona, o en jalea.

Mango: De forma ovoide redondeada, es verde cuando no está maduro, luego va del amarillo-naranja-rojo encendido.  Pulpa amarilla o anaranjada jugosa y sabrosa. Muy aromática, hay dos variedades una de ellas fibrosa. Se come además al natural en postres, pasteles, jugos, helados y tragos. En otros países, se preparan platos salados y/o picantes con ellos.

Se pueden encontrar en La Vega Central, el sábado había tumbos y mangos.  Así que fin de semana con postres, una parte se fue al natural, otra con leche fría para la once y para las que quedaron me puse a revisar recetas, aquí dejo dos:

Crema mango-naranja

2 mangos, 150 gr de azúcar, 1/2 litro jugo naranjas, 50 gr de maicena, 6 yemas de huevo.

Hierva los mangos molidos a puré con la mitad del jugo y el azúcar hasta que suerte el hervor; agregue el resto del jugo de naranja en el que se ha disuelto la maicena y las yemas; revuelva con batidor hasta que espese y saque del fuego. Deje enfriar y sirva. Esto puede ser la base para otros postres servidos en copa, por capas con crema, juegue.

Helado de tumbo (fácil)

Uno fácil, 2 tarros leche evaporada (3 ½ tazas) congelada desde la noche anterior, 2 tazas azúcar, 20 tumbos pelados y licuados.

Ponga el contenido de los dos tarros congelados de evaporada en la juguera, bata con azúcar hasta que esté cremoso, agregue la pulpa de fruta. Vacié a molde grande o individual y vuelva al congelador hasta que esté duro. Su recomiendo volver a batir cuando está a medio congelar, se pone más aireado (cremoso).

 
 
 

Anabella Grunfeld Havas Por Anabella Grunfeld Havas
Profe todo terreno. Con la oreja pará y los ojos atentos, a cuanto comistrajo y vituperio chilensis me pongan por delante. Buena pal mastique y pa hacer salú.
Es un buen momento para compartir! facebook twitter

Deja un comentario!

  • FoodBloggers!!

    • Anabella Grunfeld Havas

      Anabella Grunfeld Havas

      Profe todo terreno. Con la oreja pará y los ojos atentos, a cuanto comistrajo y vituperio chilensis me pongan por delante. Buena pal mastique y pa hacer salú.
    • Alejandra Mulet

      Alejandra Mulet

      Periodista sibarita, creadora y editora de Sabores & Más. Miembro del Círculo de Cronistas Gastronómicos de Chile.
  • #gozagram

      gozagram
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • Realidad Aumentada

  •  
  •